RECOPILACIONES

 

-Thomas Andrius, diseñador del Olimpic, Titanic, Britanic. ¿Fue el uno de los responsables del hundimiento del Titanic? Personalmente opino que no, el realizo un excelente trabajo y así a sido reconocido. Hay que pensar que el Titanic no se podía mejorar mucho más, estamos hablando de principios del siglo XIX aunque lo avances eran grandiosos, había unos limites. El Titanic incluso en ciertas ocasiones supero can gran espacio a esa tecnología. Él aplico todos sus conocimientos y ese magnifico barco fue prueba de ello, logro crear un barco seguro y lujoso, el inconveniente fue que la historia no estuvo de su parte y no quiso que el Titanic fuese recordado como el barco más duradero. Doy un aplauso a este gran personaje del Titanic. Thomas Andrius se cree que murió con su barco, se le vio por ultima vez en la sala de fumadores de primera clase frente a un reloj y a un cuadro en el que aparecía el Titanic zarpando desde el puerto ( una pintura pintada creada dedicadamente para la ocasión ) se encontraba en un estado de Soc. y ni siquiera intento salvarse pero sin embargo ayudo a mucha gente a que se salvase, gran héroe del Titanic.



-Phillips, Mr. John George, primer operador de radio de Morse del Titanic, también a sido perseguido, mas que por la historia por la sociedad que también encontraba en el, el culpable perfecto ya que fue quien no informo de uno mensajes dando las coordenadas de los campos de hielo, cuando el Titanic se dirigía justo hacia el. Hombre también hay que ser comprensivos por que hay que pensar que el tenia que mandar muchos mensajes Morse de los pasajeros, estos mensajes privados distrajeron a Phillips que no aprecio la tragedia, asta sentirla en su propia piel. Murió a bordo del bote plegable que permanecía volcado, su compañero fue el encargado de custodiarlo, asta que llegase el rescate.



-Olaus Abelseth intentó pasar unas vacaciones en Canadá para calmar los nervios, después del sufrimiento del naufragio, pero descubrió que regresar al trabajo era lo que más necesitaba. Tras volver a la granja de Dakota del Sur que ya había convertido en su hogar en 1908, se dedicó a la cría de ganado y ovejas durante los 30 años siguientes, antes de dedicarse a Dakota del Norte, donde murió en 1980.



- Madelaine Astor heredó de su esposo mucho dinero y posesiones si no se casaba. En agosto de 1912 dio a luz a un niño que recibió el mismo nombre que su padre. Durante la 1ªguerra mundial renunció los ingresos y las mansiones Astor para casarse y tener dos hijos. Se divorció en Reno en 1933 para casarse con un boxeador italiano divorciándose también 5 años más tarde. Murió en Palm Beach, Florida en 1940 a los 47 años.



- Nellie Becker y sus tres hijos se instalaron en Michigan hasta la llegada de su esposo el año siguiente procedente de la India. Tanto para él como para Ruth, su hija mayor, era evidente que la personalidad de Nellie había cambiado desde el desastre. Ahora era mucho más nerviosa y dada a los estallidos emocionales. Hasta su muerte, en 1961 nunca pudo hablar de ello sin deshacerse en lágrimas.Su hija menor contrajo la tuberculosis a una edad temprana y murió en 1944. Su hijo se convirtió en cantante y más tarde en funcionario de bienestar social. Enviudado dos veces, murió en 1975.



- Ruth Becker asistió a la escuela superior y a la universidad de Ohio, tras lo cual fue profesora en Kansas.Casádose y divorciándose 20 años más tarde, reanudando su trabajo. Como la mayoría de los supervivientes se negó a hablar del naufragio y ni siquiera sus propios hijos de jóvenes supieron que había estado allá. Sólo después de su jubilación, cuando ya vivía en California empezó a hablar del tema, concediendo entrevista y asistió a convenciones de la Titanic.



- Historic Society. En marzo de 1990 hizo su primer viaje por mar desde 1912, un crucero a Mexico. Murió pocos meses después a los 90 años de edad.



- Richard y Sallie Beckwith continuaron viajando y organizaron frecuentes recepciones en sus casas. Richard murió en Nueva York en 1933 y su esposa en 1955.



- Karl Behr y Helen Newson se casaron en 1913 con gran sensacionalismo por parte de la prensa, que afirmaba que él se la había declarado en el bote salvavidas. Él siguió jugando al tenis y en 1915 se encontraba entre los 10 mejores jugadores del mundo. Miembro de numerosas Empresas de éxito. Nombrado para gobernador por Alaska. Tras su muerte en 1940, Helen se casó con otro jugador de tenis y buen amigo de su primer marido. Murió en 1965.



- Joseph Boxhall el cuarto oficial obtuvo el mando de un barco en la Marina Real, pero nunca alcanzó el grado de capitán en la marina mercante. Abandonó el mar en 1940 y en el 58 trabajó como asesor técnico de la película El hundimiento del Titanic. Después de su muerte en el 67 sus cenizas fueron esparcidas por el océano, en las cercanías del naufragio.



- Harold Bride fue muy discreto durante los años siguientes. En la 1ª guerra mundial trabajó como radiotelegrafista de un pequeño vapor, el Mona´s isle. Después trabajó como vendedor, antes de retirarse a Escocia, donde falleció en el 56.



- Molly Brown tuvo una vida sorprendente tras el naufragio. Su desprendimiento y heroísmo impulsaron a sus vecinos a abrirles sus puertas. En 1914 fue citada como candidata potencial para el Congreso. Sin embargo se fue haciendo más excéntrica, a medida que pasaba el tiempo. Tuvo problemas con sus hijos con la herencia a la muerte de su marido. Murió repentinamente en Nueva York de un ataque. Sólo después de su muerte fue el tema de la obra musical de Broadway y la película La insumergible Molly Brown que la catapultaron a la fama, algo de lo que ella habría disfrutado en la vida.



- Kate Buss llegó sana y salva a San Diego donde tuvo una familia. Tampoco nunca pudo hablar del desastre sin ponerse triste y llorar. Murió en Oregón en 1972 a los 96 años.



- Selena Cook se instaló en Pensilvania participando en la vida social. Murió en 1964



- Frederick Fleet El vigía que vio el iceberg, abandonó el mar en 1936. En la II Guerra Mundial trabajo para los astilleros Harland and Woloff en Southampton, después de lo cual fue vigilante de noche. Ya de edad avanzada terminó vendiendo periódicos en una esquina. En 1965 abatido por su situación económica y la muerte de su esposa se suicidó.



- Archibald Gracie se convirtió en el primer historiador serio del desastre, manteniendo correspondencia con otros supervivientes reuniendo datos para su excelente La verdad sobre el Titanic, que se publicaría póstumamente, muriendo en 1912. Fue el segundo superviviente en morir.



- Esther Hart y su hija Eva permanecieron en Nueva York el tiempo suficiente para encontrar pasaje de vuelta a Inglaterra, muriendo de cáncer. Su hija Eva fue a Australia y siguió su carrera como cantante, regresando después a Inglaterra siendo funcionaria recibiendo honores. Vive jubilada en Londres, siendo una de las más críticas de la expedición que recuperó los restos.



- Robert Hichens el suboficial que estaba a la rueda del timón cuando se produjo la colisión, terminó por colocarse en Africa del Sur, donde llegó a Capitán de puerto. Después diría a un oficial que la White Star le trasladó para silenciarlo, aunque su testimonio en las investigaciones no dio muestras de estar ocultando algo. Lo más probable es que no supieran qué hacer con el hombre que dirigió el Titanic contra un iceberg. Los marinos eran muy supersticiosos y muy probablemente no sería bien recibido en otros barcos, aunque fuera inocente.



- J. Bruce Ismay se retiró en 1913, negándosele el puesto de director gerente de la White Star. El hecho de haber sobrevivido al desastre le hacía muy impopular entre el público. Pasó el resto de su vida entre sus casa de Londres e Irlanda. Le encantaba toda información sobre la navegación, pero a quienes le rodeaban les estaba prohibido mencionar el suceso. Murió en 1937. En cierto modo este es uno de los personajes pero visto, de todo el mundo del Titanic, por haberse salvado, por ser supuestamente el que presiono al capitán. Sea como sea opino que cumplió mal el cargo y eso le costo la vida a 1.500 personas, eso no le hace ser un asesino, pero eso si a sido el personaje más perjudicial para el buque.



- Marie Jerwan sufrió de pesadillas y ataques de pánico. Finalmente se recuperó, pero sus últimos años estuvieron plagadas de desgracias: cáncer, accidentes de circulación y murió tras haberse roto la cadera.



- Charles H.Lightoller el oficial de mayor graduación superviviente hizo lo posible para proteger a su empresa en las dos investigaciones oficiales, pero más tarde encontró bloqueada su carrera. No consiguiendo el mando de ningún barco y sólo fue nombrado comandante durante la I guerra, acabada, abrió su propia casa de huéspedes y dedicarse con éxito a la cría de gallinas. En la II guerra utilizó su yate privado para colaborar con la evacuación del Dunquerque. Murió en el 52. también sé a catalogado mal a este oficial, él hizo lo que mejor sabia, y independientemente de que métodos fuesen apropiados o no es un debate que no podemos discutir porque no sabríamos como nos comportaríamos nosotros en una situación como esa. Hombre tampoco le doy la enhorabuena pero si le felicito por haberse salvado.



- Charles H. Ligtholler, hizo una declaración de como sintió el impacto y esto nos hizo apreciar enorme diferencia que hubo de cómo se sintió en cada parte del barco, él afirmo que “sintió una vibración repentina que sacudió el barco. Hasta entonces, éste había funcionado sin ninguna clase de vibraciones, por lo que este abrupto corte de una marcha tan estable me llamo especialmente la atención. Pero no fue de ninguna manera, una conmoción violenta, sino tan solo una interrupción clara y desagradable de la monotonía del movimiento".



- Harold Lowe lo mismo que otros oficiales nunca llegó a capitán de la marina mercante. Abandonó el mar y regresó a su

hogar del norte de Gales participando en asuntos cívicos. Murió en el 44.



- Edmond Navratill tras regresar a Francia se casó convirtiéndose en arquitecto y constructor. Sirvió en el ejército francés en la II guerra y fue confinado en un campo de prisioneros donde escapó aunque su salud no se recuperó de los sufrimientos padecidos y murió a los 43. Su hermano Michel se convirtió en profesor de psicología. En el 87, con ocasión del 75 aniversario del desastre, regresó a EE.UU. por primera vez desde 1912 para asistir a una reunión de los supervivientes celebrada en la Titanic Historical Society. Vive jubilado en Francia.



- Mayor Peuchen tenía asegurado el ascenso a teniente coronel, pero en círculos militares se rumoreó que no se le concedería. De hecho obtuvo el ascenso. Pero el estigma que siguió a muchos de los supervivientes masculinos del desastre, le siguió toda su vida. Murió en Alberta en 1929.



- Herbert Pitman permaneció en el mar durante otros 35 años, aunque la disminución de la visión le hizo abandonar el puente y pasar a oficinas. Durante un periodo de tiempo llegó a servir incluso a bordo del Olimpic. Tras enviudar se retiró a Pitcombe, Inglaterra donde murió en el 61.



- Emily Ryerson, tras su llegada a Nueva York asistió a los servicios funerarios de su hijo y esposo. En la I guerra recibió la cruz de guerra. Vivió en Nueva York y Chicago, haciendo muchos viajes al extranjero. Finalmente se instaló en Francia, muriendo en el 39, mientras se encontraba de vacaciones en Montevideo.



- Elmert y Juliet Taylor regresaron a vivir a EE.UU. en el 14, y continuaron cruzando el atlántico a menudo con el Olimpic. La Sra. murió en el 27 y su esposo se casó otras dos veces antes de fallecer en el 49. En el momento de su muerte había cruzado el atlántico 60 veces.



- Marian Thayer no volvió a casarse tras el desastre y vivió en Haveford, Pensilvania. Murió el 44. Su hijo terminó sus estudios y trabajó en la banca. A lo largo de su vida se vio acosado por el recuerdo del hundimiento y en el 45 muy abatido por la muerte de su hijo en la guerra, se suicidó.



- Edwina Trout sufrió emocionalmente varios meses después del hundimiento. En el 16 se fue a California para escapar de los inviernos de la costa este. Finalmente dejó atrás la experiencia y raras veces la mencionó durante 40 años. Sobrevivió a tres maridos. Se convirtió en una celebridad como superviviente, entrevistándole a menudo acerca de sus experiencias.. Murió en 1984 cinco meses de cumplir los 100 años de edad.



- Eleanor Widener dedicó gran parte de su vida a las obras de caridad. En el 15 se casó con un notable geógrafo y explorador embarcándose en varias expediciones a América del Sur y otros viajes. Murió en París en 1937.



- R. Norris Williams junto con un puñado de supervivientes europeos regresaron a casa en el 12 en el viaje inaugural del France. Volvió a EE.UU. varios meses más tarde para ingresar en Harvard y seguir su carrera tenística con gran éxito. Condecorado en la I guerra, trabajó como banquero y director de la Sociedad Histórica de Philadelfia. Muriendo en 1968.



- Marion Wrigth y su prometido Arthur se casaron en Nueva York y vivieron en Oregón. Nunca le gustó hablar de la tragedia pero lo hacía en el aniversario del naufragio para aquellos familiares y amigos interesados en oírla. Murió en el 65.



- Edward J. Smith, capitán del Titanic. También capitaneo su hermano gemelo el Olimpic. Después de este viaje se iba a retirar para tener una vida tranquila y realmente la encontró. También a sido uno de los mas criticados en el desastre, todos afirman que hizo mal en dejarse influenciar por Ismay en esa conversación tan famosa, en la cual Ismay le decía al capitán que aumentara la velocidad para ofrecer algo mas a la prensa que el tamaño del barco y que seria un glorioso final para su carrera profesional, el llegar con un día de adelanto. El capitán Smith conocía el terreno por el que navegaba como la palma de su mano y eso jugaba contra él. Confió demasiado en su experiencia y eso le fallo. Los pasajeros supervivientes aseguraron ver al capitán Smith dando ordenes confusas y no preocuparse de sí eran cumplidas o no, en los últimos momentos del hundimiento. La situación le produjo una perdida del sentido, ya no solo de lo que debía mandar o no, sino de todo. Nadie sabe con certeza donde murió, pero la mayoría de la gente asegura verle por ultima vez en puente y esta parece ser la versión mas extendida, la de que murió en el puente de mandos, dirigiendo todavía el timón, pero también es verdad que siempre tendemos mas a buscar un emotismo, que a despreciarlos, y eso es lo que encontramos justamente en la muerte del capitán Smith en el puente, por el echo de morir con su barco. También hay otras versiones de lo ultimo que le paso con vida. Una de ellas dice que el capitán recogió a un niño pequeño y lo llevo a un bote salvavidas y que acto seguido desapareció entre la oscuridad de la noche. Otros afirman sin embargo que pudo morir mientras se encontraba en el puente cuando la chimenea se partió y callo, el pudo estar debajo. Sea como sea el capitán Smith murió con su barco y demostró entereza, aunque la perdiese en él ultimo momento. Le doy un gran aplauso porque hizo un gran trabajo y navego con el Titanic.

Suena difícil el que el capitán Smith dijera estas palabras antes de la partida del Titanic, confiaba demasiado y eso fue un fallo grandísimo: " Cuando alguien me pregunta cómo mejor puedo describir mi experiencia de mis casi 40 años en el mar, digo que

es muy difícil decirlo. Por supuesto que he tenido galernas invernales, tormentas, niebla... Pero en toda mi carrera

he tenido un accidente... o algo que merezca la pena nombrarlo. Sólo vi un buque en apuros en todos mis años de

mar. Pero nunca he visto un naufragio, ni he estado jamás en peligro de naufragar".



- Lawrence Beesley, pasajero de segundo clase, afirmo que sintió “algo que no me pareció más que un esfuerzo extra para los motores y una sacudida más evidente que lo normal del colchón en el que estaba sentado. Nada más que eso: ni el ruido de un choque ni de ninguna otra cosa, ni una sensación de conmoción, ni nada que se pareciera al sonido de un cuerpo pesado estrellándose contra otro”.



- había diferentes descripciones de lo ocurrido de los pasajeros y tripulación: como un rodar sobre “un millar de piedrecillas”; “Como si alguien arrastrara un dedo gigante por el costado del barco”; “un sonido inquietante de algo que se rasga, como cuando se desgarra un trozo de tela”.



- Los que más lo sintieron fueron los maquinistas, H. Hesketh se encontraba en la sala de maquinas numero 6, afirmo haber sentido algo parecido a “la explosión de un arma de fuego de gran tamaño”.



- Jack Thayer, fue un pasajero de los pocos afortunados que consiguió salvarse, este lo hizo en el bote plegable “B”, estas fueron sus palabras: “La cubierta estaba inclinada ligeramente hacia nosotros. Podíamos ver los grupos formados por casi 1500 personas que había a bordo, unidas en racimos, como si fueran enjambres de abejas; Caían en masa, de a dos o de a uno, a medida que la mayor parte del barco, de 76 m de largo, se elevaba hacia el cielo, hasta formar un ángulo de 65º o 70º. Allí pareció diluirse, y quedó como colgado, durante lo que nos dio la impresión de ser varios minutos. Poco a poco, fue girando hasta que no vimos más la cubierta, como si quisiera ocultarnos un espectáculo tan horrible. Durante esos últimos momentos, el buque succionaba al plegable y lo obligaba a girar, mientras los hombres que transportaba trataban desesperadamente de remar para alejarse del remolino. Miré hacia arriba: estábamos justo debajo de las tres grandes hélices. Por un instante, pensé que, con seguridad, caerían sobre nosotros. Entonces con el ruido sordo que se produjo al estallar sus últimos mamparas, el barco se deslizo suavemente en la dirección opuesta, hacia las profundidades”.



- Hubo también declaraciones en los periódicos le reflejaban la gran expectación que producía el ver zarpar al Titanic del puerto: "La visión del gran transatlántico mientras se alejaba de los muelles de Southampton forma un recuerdo imperecedero. Tenía un aspecto colosal y regio. Los pasajeros saludaban desde las cubiertas y ventanas y un grupo de alegres fogoneros gritaban desde el castillo de proa. Uno de ellos, seguramente un londinense de los barrios bajos, tocaba una harmónica y saludaba con su vieja gorra. Parecía sentirse muy jovial”. Periódico de la época.

Pero no era el único otros muchos también escribieron aspectos claros del Titanic, pero aquí solo se citan alguno. "En el momento en que la proa del Titanic estuvo a la altura de la del New York, apenas había 24 mts. de distancia entre los

dos barcos. Las grandes amarras que sostenían atracado al buque New York (fuera de servicio a causa de la huelga del

carbón) en el puerto, se tensaron y rompieron, debido al agua desplazada por el gigante, con un sonido como de disparos. Sé

arquearon en el aire y cayeron sobre la multitud que se apartó alarmada. Luego, el New York, empezó a apartarse de su

amarradero, haciéndolo primero por la popa, dirigiéndose directamente hacia el costado del Titanic. Cuando el pequeño

trasatlántico se acercó peligrosamente, la hélice de babor del Titanic produjo un repentino oleaje para dar marcha atrás e

impedir el choque. El New York falló por pocos metros, con su popa moviéndose a lo largo del costado de babor del Titanic,

hasta deslizarse por delante de su proa, a la vez que el T. se detenía justo a tiempo. El remolcador Vulcan controló el buque a

la deriva. Se evitó la colisión Y así el T. continuó su viaje con más de 1 hora de retraso. Con el comentario de varios pasajeros que vieron el incidente en cubierta, que ciertamente era un principio ominoso para el viaje inaugural". Periódico de la época.



- C. Collyer dijo esto después de ver el hundimiento desde su bote: “Nunca podré olvidar la terrible belleza del barco en aquel momento. Estaba inclinado hacia adelante, con la proa hundida, y parte de su primera chimenea estaba bajo el agua. Me pareció un enorme gusano de luz, iluminado desde la línea del agua hasta la popa, con luz eléctrica brillando en cada camarote, luces en todas las cubiertas, luces hasta en el extremo del palo mayor"



- Eva Hart, era una niña que viajaba con sus padres en primera clase. “Cuando subimos a bordo mire por una ventana enorme al precioso comedor, la plata, los manteles, todo era precioso y nuevo.” Cubierta –D-, comedor de primera clase. “Pasaron 2 horas y media en las que se pudo salvar a toda esa gente, pero no había suficientes botes, eso nunca podré olvidarlo.” “Lanzaron bengalas para pedir ayuda, si lo recuerdo perfectamente. Vimos aquellas personas, aquellas 1.500 o 1.700 personas saltar de las cubiertas pidiendo ayuda.” “Yo vi el horror de aquel barco y mantengo desde aquella noche que el barco se partió a la mitad al hundirse.” “ Cuando el barco se partió por la mitad se partió por los cuatro costados, la popa se mantuvo a flote por un minuto y luego se hundió, si así fue como lo vimos.” “Mi padre nos metió a mi madre y a mí en un bote, luego ayudo a otras personas a subir, no hizo el mayor esfuerzo por subir, yo gritaba mientras bajaban el bote, pero comprendí que mi padre ya no estaba conmigo”. “Lo ultimo que me dijo mi padre fue: parece más peligroso que subas a ese bote que quedarte aquí. Pero el perdió la vida y nosotras sobrevivimos.” “Se hundía poco a poco, lentamente, nada rápido. Y la noche era muy oscura, no había luna, aquel barco era precioso, todas las luces estaban encendidas, era una visión preciosa. Pero se hundía poco a poco, y las luces se sumergían a medida que se hundía, lo recuerdo claramente era una visión preciosa pero a la vez terrible porque se veía que el barco se estaba hundiendo.” “Estaba petrificada pero no podía apartar la mirada y lo digo en serio.” “El gran Titanic era un barco roto, fue un momento para todos.” “No podíamos ayudar a nadie íbamos unos 65 o 70 en nuestro bote, estábamos todos de pie y no cabía un alma mas en nuestro bote, así que nos alejamos remando lo más rápido posible.” “Era un barco precioso, así es como deberíamos recordarlo.” Perdió a su padre en el naufragio, no quiso subir a ningún bote y se dedico a ayudar al resto de la gente.



- Harold G. Lowe, quinto oficial del Titanic dijo algo respecto a los cadáveres que quedaron en el agua después del hundimiento que dejo boquiabierto a mas de uno: “ había tantos cuerpos flotando en la superficie que no podía remar entre ellos”. Las declaraciones no es que fuesen fuertes o impactantes sino el significado que llevaban, Lowe fue el oficial que regreso a supervivientes una vez se había hundido el barco.



Pero no solo ha habido declaraciones buenas o de lo que ocurrió en esa noche también habido mucho gente muy supersticiosa.



- "Fuimos un día al barco a pasar la noche. Tenía 7 años. Nunca había visto un barco..Parecía muy grande...todo el mundo estaba muy excitado...bajamos al camarote y allí fue cuando mi madre le dijo a mi padre que cambiaba firmemente la decisión y que no dormiría jamás en el Titanic y ¡ se quedó toda la noche de pié sin dormir!”.Eva Hart



- Nos dejaron salir de la escuela a la mitad del día para verlo. Vivía en Woolston, desde donde se veían los muelles..El profe nos cuidaba y vimos salir al Titanic a lo lejos, pero lo tuvieron que arrastrar de vuelta al muelle y lo perdimos de vista. Un anciano caballero dijo "Eso ha sido una señal de mala suerte"



- La madre de Víctor Peñasco y Castellana, una de las mayores fortunas de España y sobrino de Canalejas, ministro de Alfonso XIII, tuvo un mal presentimiento y Víctor la engañó mandando a su mayordomo a París con un taco de postales firmadas y con la orden expresa de ir enviándolas a diario a Madrid. Con este ardid, doña Purificación pensaría que su hijo y su nuera seguían en Francia cuando en realidad navegaban por el Atlántico Norte. Horas después de la tragedia, en Madrid, doña Purificación estaba comiendo en el cenador art decó de su palacete cuando cayó un moscardón en su plato. "¡A Víctor le ha pasado algo!", exclamó. Después, al ver en el periódico la lista desaparecidos el nombre de Víctor Renango y Castellana, se negó a admitir que podría tratarse de otro y sí un error de trascripción del primer apellido de su hijo:"¡Pero si estaba con Pepita en París!. Precisamente acabo de recibir una postal suya". Una gestión de Canalejas confirmó la noticia. Nunca apareció su cuerpo. Su mujer, Maria Josefa Pérez de Soto y Vallejo se casó y dejó este mundo en Madrid, en 1972, a la edad de 83 años.



- "Mi padre estaba excitado y mi madre disgustada. Fue la primera vez que la vi llorar. Estaba absolutamente desesperada ante la perspectiva de navegar en el Titanic. Ella tuvo esa premonición, algo totalmente inusual en ella".



- "La noche anterior a navegar le dije a mi mujer que pusiera la estrella blanca (nombre de la línea naviera: White Star Lines) en la gorra y mientras lo hacía, la estrella se cayó y rompió en pedazos y con un toque de desmayo dijo "no me gusta esto ".Steward A.Lewis